Compartir en redes sociales
FaceBook  Twitter  
image

El Museo del Prado no es una pinacoteca. Lo sería en puridad si en sus fondos solo hubiese pintura. Pero cómo obviar las esculturas que pueblan sus galerías o las 15.000 fotografías que guarda el Gabinete de Dibujos, Estampas y Fotografías. Ninguna de estas últimas, expuesta. Ni en el museo ni, actualmente, en ninguna muestra temporal, sí que hubo en Fortuny (1838-1874), que finalizó el 18 de marzo. Los retratos de Isabel II no salen solo

Artículo original

>