Compartir en redes sociales
FaceBook  Twitter  
image

Una suave brisa acaricia el rostro de Jim Whitworth cuando el alba comienza a teñir el cielo y las palmeras susurran, como pequeñas olas de mar, al compás de una enorme bandera americana que ondea en la entrada de la urbanización del parque Val Vista. Jim, de 82 años, como cada martes, se apresura para jugar golf junto a dos de sus vecinos.

Seguir leyendo.

Artículo original

>