Compartir en redes sociales
FaceBook  Twitter  
image

Un oficial nepalí encontró al hombre escondido en una cueva cercana al campo base del Everest. Al ver que no contaba con el permiso para escalar la montaña, se le requisó el pasaporte y fue llevado hasta Katmandú, donde las autoridades lo detuvieron. "Estoy bajo custodia y lo estaré durante los próximos 10 o 15 días. Entonces me transferirán al departamento de Turismo, donde decidirán cuál será la pena. La multa

Artículo original

>