Compartir en redes sociales
FaceBook  Twitter  
image

Es como una gigantesca letra D, con una longitud de 14 metros y un peso de 300 toneladas, tantas como un avión Boeing 747. Y es, además, “el imán más sofisticado del mundo” y uno de los más grandes, según sus constructores. Formará parte de uno de los mayores experimentos científicos de la historia: el reactor experimental ITER. La máquina intentará recrear en la Tierra, en Cadarache (Francia), los procesos que

Artículo original

>