Compartir en redes sociales
FaceBook  Twitter  
image

Dos cazas chinos Sukhoi Su-30 (de fabricación rusa) han interceptado un avión militar de Estados Unidos en misión científica sobre las diputadas aguas del mar de China. El ejercito norteamericano ha transmitido a las autoridades chinas una queja por el comportamiento "no profesional" de los interceptadores, que llegaron a acercarse a tan solo 45 metros del WC-135 Constant Phoenix de EE UU.

Seguir leyendo.

Artículo original

>