Compartir en redes sociales
FaceBook  Twitter  
image

Susana Díaz (Sevilla, 1974) no cree que el PSOE vaya a salir fracturado de este proceso de primarias y esquiva los ataques directos a sus rivales. En su declaración de intenciones, sin embargo, puede leerse entre líneas qué cree que se hizo mal en los últimos dos años. No piensa que un líder deba pedir lealtad, sino propiciarla. Y su primera obligación, apunta, es unir al partido. Reivindica el legado de Felipe González o

Artículo original

>